celulites 1

Celulitis: ¿cómo deshacerse de ellas?

Cuando la celulitis aparece en nuestra piel, suele molestar a mucha gente. Son agujeros muy habituales en glúteos y muslos, provocados por la acumulación de grasa, agua y mala circulación. Esta acumulación hace que la tela se endurezca más, lo que provoca las ondulaciones en la región.

En el artículo de hoy entenderás qué es la celulitis, sus tipos y cómo deshacerte de ellas. Para obtener más información, siga leyendo y obtenga respuestas a sus preguntas.

¿Qué es la celulitis?

La celulitis es un cambio fisiológico en la arquitectura de la piel y la grasa. Su nombre científico traduce literalmente esta relación de alteración de la grasa subcutánea: lipodistrofia ginecológica (lipo = grasa; distrofia = alteración; ginoide = referido a mujeres).

De hecho, suele aparecer en las extremidades inferiores de las mujeres, ya que tiene mucho que ver con las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona), que facilitan la retención de líquidos y la hinchazón. Por ello, es absolutamente normal que prácticamente todas las mujeres tengan cierto grado de celulitis a lo largo de su vida.

Sin embargo, algunos se sienten incómodos con las olas, especialmente en lugares públicos como playas y piscinas. Antes de entender mejor cómo tratarlas, es importante conocer mejor qué es la celulitis y cómo se forma.

¿Cómo se forma la celulitis?

Por lo general, comienza con un edema (hinchazón), debido a la retención de líquidos, influenciado por las hormonas femeninas. Comienza a aparecer más en piernas y glúteos, con una ligera hinchazón que al principio apenas se nota, solo cuando se tensa la piel.

Esta hinchazón, sin embargo, si no se trata en la primera fase, empeora y forma fibrosis (cicatriz interna) que dificulta la circulación local. ¿Que significa eso? Eso aumentará el edema, que en consecuencia aumentará la fibrosis y así sucesivamente.

Cuando la fibrosis empeora, la grasa subcutánea (completamente normal en nuestro cuerpo) queda atrapada en la región, dejando la zona con un aspecto irregular, los famosos “agujeros” de la celulitis.

Tipos de celulitis

El primer paso para comenzar con el tratamiento de la celulitis es identificar qué tipo tiene. Se pueden dividir en cuatro grados diferentes.

Celulitis de grado 1: es la etapa en la que comienza a aparecer el edema (hinchazón), pero solo se hace visible cuando la persona tensa la piel y se vuelve ligeramente irregular. Esta es la primera etapa de la aparición de la celulitis.

Celulitis de grado 2: a medida que aumenta la hinchazón, comienza a aparecer fibrosis debajo de la piel. En esta etapa, las irregularidades de la superficie ya se ven sin necesidad de tensar la piel.

Celulitis de grado 3: con el aumento de la fibrosis y el empeoramiento progresivo de la hinchazón, la retención de líquidos por parte de la grasa comienza a provocar depresiones en la piel. La fibrosis deja la piel inelástica, por lo que se endurece y genera desniveles, depresión y abultamiento. En el grado 3, es posible observar pequeños vasos y sentir un dolor leve.

Celulitis de grado 4: en esta etapa, el desnivel es aún más intenso, ya que la hinchazón y la fibrosis endurecen la piel y hacen que los vasos sean más visibles y el dolor más frecuente.

¿Cómo deshacerse de la celulitis?

Todo tratamiento tiene como objetivo suavizar o retrasar la aparición de la celulitis, pero no existe cura para la celulitis. Entonces, ahora hablemos de algunas actitudes que pueden ayudar a suavizar la apariencia de la celulitis.

Ejercicios aeróbicos: Como la celulitis es causada por la acumulación de grasa y la hinchazón, el ejercicio aeróbico ayuda a mejorar la circulación y previene el aumento de peso. Correr, nadar y andar en bicicleta, por ejemplo, son excelentes ejemplos de ejercicios aeróbicos que ayudan con la circulación.

Drenaje linfático: El drenaje linfático ayuda a reducir el edema, ya que puede estimular la acumulación de líquido y toxinas que se acumulan entre las células grasas.

Carboxiterapia: es un tratamiento que ayuda a mejorar la circulación, lacerando la fibrosis y aumentando el metabolismo de las grasas. Esto ayuda a eliminar grasas y algunas toxinas, dando mayor soporte a la piel.

Hábitos que ayudan a prevenir y mejorar la apariencia de la celulitis.

Para evitar la formación y el avance de la celulitis, se pueden adoptar algunos hábitos saludables en su rutina. Para empezar, bebe mucha agua. Además de los múltiples beneficios presentes en el agua, también ayuda a eliminar toxinas y asegura que los nutrientes lleguen a la piel.

Algunos alimentos pueden contribuir al problema, especialmente los ricos en sal (sodio) o azúcar, alimentos fritos, grasas saturadas y bebidas alcohólicas / carbonatadas. Estos alimentos provocan golpes y se convierten en oxidantes.

Por lo tanto, prefiera alimentos más ligeros y saludables como carnes magras, fibra, verduras, frutas y verduras. Además de ayudar a prevenir la celulitis, también te ayuda a llevar una vida más saludable. Los alimentos que ayudan en la producción de colágeno también son excelentes contra la celulitis.

Masajear el área con cremas y humectantes también puede mejorar la circulación, reducir la hinchazón y reducir la grasa. Sin embargo, siempre es bueno enfatizar que son más efectivos en la celulitis inicial de grado 1 y 2.

Como no existe cura para la celulitis, se debe tener cuidado diario, por mucho que los tratamientos estéticos ayuden a suavizar la apariencia de la celulitis, esta no desaparecerá por completo.

¿Quieres saber más sobre la celulitis? Déjalo en los comentarios, estaré encantado de ayudarte. También sígueme en Instagram para obtener más consejos e información sobre salud y bienestar.

Compártelo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *