Colágeno: ¿cómo vigorizar la piel con alimentos simples?

La salud de nuestra piel a lo largo de los años pasa por varios cambios, y las razones son muchas: los alimentos que consumimos, la cantidad de sol que recibimos diariamente sin la protección adecuada, la falta de consumo de agua correctamente, entre otros. Para evitar que la piel se deteriore, hay una serie de acciones preventivas que pueden y deben tomarse, como el uso de productos para el cuidado de la piel, beber agua regularmente, pero una de las mejores maneras de mantener la piel sana es mediante el consumo de colágeno

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína natural en nuestro cuerpo que se absorbe rápidamente. Entre algunos de sus beneficios están la contribución a la salud de las uñas y el cabello. También es responsable de constituir las fibras que sostienen los tejidos del cuerpo, como huesos, músculos, tendones y articulaciones.

Existen varios tipos de colágeno, y todos participan en la formación de alguna parte del cuerpo humano. El tipo I es parte de la constitución de tendones y tejido conectivo laxo y denso. Los tipos X, XI y XII ayudan en la formación del cartílago.

¿Para qué sirve el colágeno?

Para poder moverse normalmente, es necesario que todos los tendones y ligamentos de nuestro cuerpo sean flexibles y funcionen normalmente, y el colágeno actúa como nadie en este sentido, ya que sus funciones principales están directamente relacionadas con la promoción de la elasticidad y la resistencia.

Lea también: Cuidado de la piel: ¿conoce la importancia del cuidado de la piel?

Además, también actúa sobre el cartílago entre las articulaciones, evitando que los huesos se golpeen entre sí y causen desgaste o dolor. Estéticamente hablando, el colágeno funciona para reducir las arrugas y los signos de expresión.

A partir de los 30 años, la producción de esta proteína disminuye relativamente. Esto hace que sea necesario un reemplazo.

¿Qué tipos de colágeno hay?

Existen varios tipos de colágeno y están disponibles en diferentes formas para mantener el funcionamiento adecuado de nuestro cuerpo y piel. Por lo general, se encuentran en los alimentos, pero también hay suplementos de colágeno en polvo y cápsulas. Descubre todos los tipos:

Colágeno tipo I

Al ser más popular, se encuentra comúnmente en lugares que reciben altas tensiones y necesitan resistencia, como cartílago fibroso, tendones, huesos, dermis e incluso la córnea. Gran parte está formada por haces y fibras gruesas.

Colágeno tipo II

Extremadamente similar al tipo I, y también se puede encontrar en regiones que soportan una gran presión. Este tipo está indicado para tratamientos de osteoartritis, ya que esta proteína ayuda a restaurar el cartílago de las articulaciones.

Colágeno tipo III

Este tipo está presente en el músculo liso y el tejido conectivo laxo, que constituye las fibras reticulares. Se puede encontrar en la arteria aorta del corazón, pulmones, hígado y músculos intestinales.

Colágeno tipo IV

Ubicado principalmente en los riñones, este tipo no está asociado con fibras delgadas y tiene las funciones de soporte y filtración.

Collage tipo V

Se puede asociar con el tipo I y es responsable de ofrecer a los tejidos del cuerpo la posibilidad de resistir varios factores. Además, se puede encontrar en sangre, tendones, huesos, placenta y piel.

Colágeno tipo VI

Está presente en los tejidos conectivos y se encuentra en la capa íntima placentaria, en la sangre, la piel y los discos intervertebrales.

Colágeno tipo VII

Ubicado en membranas y placenta.

Colágeno tipo VIII

Ubicado en vasos sanguíneos.

Colágenos tipo IX

Asociado con el tipo II, que se encuentra en la retina, las córneas y el cartílago. Tiene la función de mantener las células juntas, ofreciendo resistencia.

Colágeno tipo X

Ubicado en el citoplasma y tiene mucho glucógeno.

Colágeno tipo XI

Se encuentra en los discos intervertebrales, interactúa con los tipos II y XI.

Colágeno tipo XII

Asociado con los tipos I y III, ubicados en ligamentos y tendones.

¿Cuáles son los beneficios del colágeno?

Como se mencionó anteriormente, el colágeno es producido naturalmente por nuestro cuerpo y puede hacer que la piel sea más bella y resistente, previniendo las arrugas y manteniendo el funcionamiento adecuado del cuerpo. Además, es ideal para tratamientos de fortalecimiento óseo como la osteoporosis, la osteoartritis y la artritis.

Colágeno también:

  • Fortalece las uñas y el cabello;
  • Previene arrugas y estrías;
  • Previene el envejecimiento prematuro;
  • Ayuda en la deficiencia de vitamina C;
  • Ayuda al desgaste de la piel.

Lea también: descubra los alimentos que ayudan a la recuperación de la cirugía

¿Qué alimentos tienen colágeno?

Después de un tiempo, nuestro cuerpo deja de producir colágeno y el reemplazo debe hacerse a través de suplementos alimenticios. Afortunadamente, hay varios alimentos que ayudan en la producción de colágeno y son muy fáciles de encontrar. Seguir:

Avena

Además de ser rico en cobre, este alimento tiene varias proteínas antioxidantes, que previenen el envejecimiento.

Zanahoria

Este vegetal tiene mucha vitamina A, ayuda a hidratar el cuerpo y mantener un bronceado.

Aguacate

La fruta rica en vitaminas A, C, D y E, ayuda en la producción de colágeno y elastina.

Castañas

Nueces, almendras y castañas, que son parte del grupo de semillas oleaginosas, estos alimentos son ricos en vitamina E y también tienen omega 3.

Jengibre

Con un alto contenido de vitamina C, ayuda en la producción de colágeno y elastina, además de ser rico en minerales como magnesio, zinc y selenio, que combaten el envejecimiento.

Empezó

Los beneficios varían según el tipo de algas. El agar-agar tiene colágeno por sí mismo. La Chlorella y la Espirulina proporcionan antioxidantes que ayudan a prevenir el acné y la celulitis.

Carnes

Además de ser ricas en proteínas, las carnes tienen vitaminas A, D y E, además de tener una gran cantidad de Omega 3.

Frutas rojas

Rico en cianidina y vitamina C, antioxidantes que combaten los radicales libres. Su consumo puede favorecer las paredes de los vasos sanguíneos, haciéndolo más irrigado y oxigenado. Además, también previenen el envejecimiento prematuro, el exceso de aceite y el acné.

Frijoles, brócoli y guisantes

El consumo de hojas de color verde oscuro como la espinaca, la yema de huevo, el hígado de res, entre otras, puede ser extremadamente beneficioso para la salud, ya que son fuentes de ácido fólico y extremadamente importantes para la síntesis de ADN y ARN, esenciales para la replicación celular.

¿Qué pensaste sobre este artículo? Contáctame y aprende más sobre los beneficios que el colágeno puede tener en tu cuerpo y en tu piel.

Y, para obtener más consejos sobre bienestar y calidad de vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =