Saltar al contenido
Cirugía estética, plástica y reparadora

Mamoplastia o cirugía de pecho: Qué es y qué tipos existen

¿Qué es la mamoplastia?

La mamoplastia es una cirugía estética capaz de producir modificaciones en el busto o pecho. Una mamoplastia podrá aumentar o reducir el volumen de los senos con el objetivo de evitar problemas de salud o mejorar la proporción física. Además podrá ser un método reconstructivo cuando por alguna enfermedad se produzcan variaciones en la mama.

mamoplastia

Cualquier mujer que goza de buena salud, y desee tener más busto (o quitar el exceso de tejido mamario) será una buena candidata a una mamoplastia.

Tipos de mamoplastia

Existen 3 tipos de mamoplastia bien definidas y diferenciadas como son la mamoplastia de aumento (que es el tipo más común), la mamoplastia de reducción de pechos y la mamoplastia de reconstrucción.

Cualquiera de las técnicas de mamoplastia podrán aumentar o disminuir el volumen de los senos respectivamente y cada tipo de mamoplastia tiene unas características bien definidas.

Candidatas a la cirugía de pecho

Una mujer puede tener varias razones para elegir realizarse una cirugía de pecho. Las razones pueden ser eliminar el exceso de pecho, o aumentar el volumen en caso de tener pechos pequeños. Cuando se trata de una cirugía exclusivamente estética, los expertos recomiendan que las mujeres se realicen la cirugía de senos cuando han pasado sus 35 años, y ya no vayan a tener más hijos.

Si bien no es un procedimiento contraindicado para los bebés, de esta forma se puede evitar posibles riesgos como no poder amamantar a un bebé (aunque lo normal es que una mujer que ha sido operada de senos, pueda darle de mamar a su bebé sin ningún problema).

mamoplastia de reduccion y aumento

Mediante una mamoplastia, una persona podrá:

  • Mejorar la apariencia de sus senos. Si consideras que tus senos son demasiado grandes, una mamoplastia de reducción de pechos puede ser una buena solución para conseguir el volumen de pechos adecuado. En cambio, si tienes unos pechos muy pequeños, una mamoplastia de aumento te puede dar la posibilidad de que tus mamas tengan el tamaño deseado.
  • Mejorar el aspecto de los senos después de pasar por un embarazo o por una fluctuación de peso. Por lo general, una persona que ha pasado por un embarazo o ha sufrido una fluctuación de peso importante, puede percibir una caída en sus pechos y un agrandamiento anormal de los mismos.
  • Reconstruir la mama tras una cirugía de cáncer de mama.
  • Corregir una asimetría de senos (un pecho más grande que el otro)
  • Mejorar la imagen de una misma.

Un buen candidato para la cirugía de pecho es una mujer que busca una mejora en su apariencia, pero no un cambio rotundo. Hablar acerca de las expectativas con el cirujano será muy beneficioso para los futuros resultados y para evitar frustraciones.

También deberás saber que para someterte a una cirugía debes estar sana y no tener complicaciones en la salud.