Dismorfismo corporal

que es y como tratarlo

Es común mirarse en el espejo y no gustarle algo en usted mismo, pero ¿alguna vez ha sentido que ve problemas en usted mismo que nadie más nota? ¿O conoces a alguien que señala imperfecciones en sí mismos que claramente no existen? Estos comportamientos pueden estar relacionados con el dismorfismo corporal.

Este trastorno afecta aproximadamente al 2% de la población mundial, incluidos unos 4,1 millones solo en Brasil, porque nuestro país es tropical, con mayor exposición del cuerpo y, en consecuencia, mayor presión estética.

El trastorno tiene características compulsivas que a menudo la familia y los amigos pasan desapercibidos. El dismorfismo es más que ver tu propia imagen distorsionada. Comportamientos obsesivos basados ​​en esta autopercepción, como la necesidad de camuflar un defecto que puede ser parte del cuerpo o del cuerpo, y el comportamiento repetitivo de comprobar cómo te miras en el espejo para asegurarte de que el defecto en sí no es visible.

¿Qué es el dismorfismo corporal?

El trastorno dismórfico corporal es un trastorno mental cada vez más común que afecta a hombres y mujeres de diferentes edades.

Consiste esencialmente en una distorsión de la imagen donde la persona que padece este trastorno mental amplifica o sobreestima los supuestos defectos y entra en un proceso de autodegradación que normalmente afecta la vida de la persona, ya sea en el trabajo, en las relaciones personales y emocionalmente.

El dismorfismo es más común en la adolescencia, una etapa en la que tendemos a preocuparnos demasiado por nuestro propio cuerpo, pero puede desarrollarse a lo largo de nuestra vida.

Además, el dismorfismo corporal no suele aparecer por sí solo. Siguen apareciendo casos relacionados con otros trastornos, como trastornos de la alimentación, consumo de medicamentos para adelgazar sin receta, ansiedad y depresión.

¿Cuáles son las causas del dismorfismo corporal?

Los trastornos mentales generalmente tienen tres factores principales: genéticos, neurológicos y ambientales, y lo mismo ocurre en el desarrollo del trastorno dismórfico.

Dependiendo del estrés psicológico y las experiencias sociales y emocionales, la enfermedad puede desarrollarse de manera más o menos agresiva.

Las personas que son víctimas de acoso, abuso sexual o abuso mental se encuentran a menudo entre los casos en los que se desarrolla este tipo de trastorno mental. También es común en personas que realizan actividades de alto rendimiento, como bailarines de ballet y deportistas de alto rendimiento, que requieren niveles muy altos de rendimiento y disciplina física.

¿Cuáles son los principales síntomas del trastorno dismórfico corporal?

Las personas con este trastorno están demasiado preocupadas por la apariencia del cuerpo, pero en la mayoría de los casos la preocupación indebida se centra principalmente en la cara, como el tamaño de la nariz, las orejas o la presencia excesiva de acné.

Los principales síntomas de este trastorno son:

  • Baja autoestima;
  • Insatisfacción constante con partes del cuerpo;
  • comportamiento repetitivo, como mirarse en el espejo con frecuencia;
  • Dificultad para concentrarse en las actividades cotidianas habituales, como el trabajo; y
  • Poca interacción social.

También es común que una persona con un trastorno dismórfico corporal experimente una gran cantidad de angustia emocional psicológica, lo que la lleva a evitar las interacciones sociales tanto como sea posible, y cuando en presencia de alguien revisa repetidamente el defecto y si ¿Está realmente “escondido”, por lo que puede quedarse de 6 a 8 horas al día?

En los hombres, los síntomas suelen venir acompañados de una preocupación indebida por los genitales, la constitución y la caída del cabello. En las mujeres, la atención se centra más en la apariencia de su piel, peso, caderas y piernas.

Además, las personas con este trastorno suelen estar más interesadas en la cirugía plástica, principalmente para “arreglar” los defectos que les molestan. Por eso es tan importante contar siempre con especialistas calificados que estén listos para evaluar las necesidades de cada caso individual.

También es común que las personas con dismorfismos corporales comparen constantemente su apariencia con la de otras personas, a menudo con personas con biotipos completamente diferentes.

¿Cómo se trata el dismorfismo corporal?

Por tratarse de un trastorno mental, es necesario que la persona se someta a un tratamiento por parte de un psicoterapeuta, en algunos casos combinado con el uso de medicación controlada prescrita por el psiquiatra según sea necesario.

La terapia cognitivo-conductual busca abordar algunos elementos, como el reciclaje, la autoconciencia y revertir la dermatotilexomanía y / o la tricotilomanía. Además, el tratamiento suele ser:

  • Capacitar a la conciencia
  • Analizar estímulos
  • Practica reacciones alternativas o competitivas

A lo largo del tratamiento, la familia y los amigos juegan un papel fundamental ya que, en la mayoría de los casos, el paciente tiene dificultades para identificar las debilidades que conducen a los actos de autoestima, y ​​la red de apoyo sirve como una forma de reforzar el tratamiento y ayudar a construir una nueva imagen del paciente sobre sí mismo.

Además, los pacientes con dismorfismo corporal pueden empeorar sus síntomas si tienen un acceso excesivo a las redes sociales o cierto contenido en películas y series, porque el disparador de comparación de alta exposición, casi siempre perfecto, en Internet se intensifica cuando se exponen a una realidad muy diferente.

Sin embargo, es importante resaltar que una vez que te hayas identificado con este artículo, debes buscar un profesional que pueda guiarte y hacer un diagnóstico correcto.

¿Tiene alguna pregunta sobre este tema? ¡Déjalo en los comentarios! ¡Estamos felices de responder!

Compártelo...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *