Saltar al contenido
Cirugía estética, plástica y reparadora

Abdominoplastia: Qué es, riesgos, precio y resultados

¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia es un tipo de cirugía estética en la que un cirujano tensa los músculos abdominales y elimina los excesos de piel para conseguir un abdomen más plano, firme y una cintura más pequeña.

abdominoplastia

Se trata de una operación estética adecuada para aquellos hombres y mujeres que desean combatir la flacidez abdominal que viene como consecuencia de diferentes factores como son: el paso de los años, las fluctuaciones en el peso y, en el caso de las mujeres, varios embarazos.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una abdominoplastia? Requisitos

Una abdominoplastia puede convertirse en una buena solución para aquellas personas que desean aplanar su abdomen y estilizar su figura.

La abdominoplastia cumple este objetivo a través de la tensión de los músculos abdominales y la eliminación de los excesos de piel (y de grasa). Es importante aclarar que una abdominoplastia no es una alternativa para tratar enfermedades como la obesidad ni para prescindir del ejercicio o la actividad física necesaria para tener un cuerpo saludable.

La decisión sobre someterse o no a una abdominoplastia debería ser personal, sin que la persona se sienta presionada por el entorno. Además, deberá ser conciente de que esta cirugía mejorará la apariencia pero no la cambiará por completo.

aliminar michelines

La abdominoplastia es una buena opción si el candidato es una persona que goza de buena salud tanto física como emocional, si tiene expectativas reales sobre la intervención, y también si su barriga le genera molestias. No es recomendable para las personas fumadoras o que sean consumidoras habituales de alcohol o drogas.

Los resultados de la abdominoplastia son duraderos, especialmente si el postoperatorio se acompaña de una dieta sana y equilibrada y de ejercicios físicos para tonificar los músculos abdominales. Los resultados finales se pueden ver amenazados por las fluctuaciones del peso, tanto si el paciente aumenta considerablemente su masa corporal como si la disminuye de manera brusca.

Una abdominoplastia no puede eliminar las estrías de la piel, aunque en algunos casos podrá eliminar las estrías que se encuentran en la zona de exceso de piel que se ha cortado.

Antes de la Operación de Abdomen

La probabilidad de éxito de una abdominoplastia se incrementa si el paciente es realmente honesto a la hora de responder las preguntas que le hará su cirujano en la primera consulta.

Estas preguntas se hacen con el objetivo de conocer su estado de salud, su estilo de vida y lo que quiere conseguir con la cirugía.

El candidato a una abdominoplastia debe estar preparado para hablarle al doctor sobre:

  • Sus expectativas y los resultados que espera de la cirugía.ventajas abdominoplastia
  • Tratamientos médicos previos y alergias.
  • Estado de salud
  • Consumo actual de medicamentos, vitaminas, suplementos naturales.
  • Consumo de tabaco, alcohol y drogas ilegales.
  • Cirugías anteriores.

También deberá exigir que el doctor le explique:

Una vez se hayan discutido los puntos más importantes de la cirugía, el médico procederá a tomar fotografías del área abdominal que formarán parte del historial médico. Estas fotografías se utilizarán como guías en la operación y servirán para contrastar los resultados que se obtendrán más tarde en la abdominoplastia.

En el período del preoperatorio, el cirujano seguramente le exigirá cumplir ciertos requisitos, como por ejemplo:

  • Realizarse análisis de laboratorio y evaluaciones médicas para que el doctor pueda evaluar si el candidato es apto para la cirugía.
  • Dejar de fumar mucho tiempo antes de la cirugía (por lo menos tres semanas, con la promesa de no volver a hacerlo al menos dos meses después de la intervención).
  • Tomar ciertos medicamentos o ajustar su medicación actual.
  • Evitar aquellos medicamentos que pueden acentuar el sangrado, como aspirinas, antiflamatorios y suplementos herbales.

¿En qué consiste este procedimiento? Operción de abdominoplastia

En una primera consulta, el cirujano explicará al paciente todos los pasos que se darán en la abdominoplastia.  Es importante que el paciente sepa lo que se le va a hacer durante la cirugía.  La anestesia (local o general) se administrará directamente en el lugar de la intervención. El doctor recomendará cual es la mejor opción. Si la operación es compleja, generalmente utilizará anestesia general para que el paciente esté completamente dormido durante la cirugía.

Una vez que la anestesia ha surtido efecto y el paciente está dormido o sumamente relajado, procederá a la incisión.

abdominoplastia recomendable

La abdominoplastia requiere que la persona se ponga boca arriba en posición horizontal ya que el médico trabajará directamente sobre el abdomen. La técnica más utilizada es la abdominoplastia tradicional. Este método consta de dos incisiones: una transversal al pubis, que se prolonga hasta los huesos de las caderas y una segunda más pequeña, para desprender el ombligo de los músculos y de la piel. La forma y longitud de la incisión vendrá determinada por el grado de corrección que se desea realizar.

Una vez realizados los cortes, se procederá a tensar los músculos debilitados y eliminar el exceso de piel. Si fuera necesario retirar grasa, esta etapa podría ir acompañada de una liposucción. Si el colgajo de piel es mínimo, se realizaría lo que se llama una miniabdominoplastia. En aquellas mujeres que han sufrido alguna operación de cesárea, el corte se realizaría sobre esa antigua cicatriz para evitar añadir una cicatriz más.

En aquellos casos en los que el estiramiento de la piel es excesivo, será  necesario reubicar el ombligo. En estos casos, el cirujano procede a “dibujarlo” nuevamente en el mismo lugar en el que se encontraba antes de la cirugía.

Los resultados que persigue la abdominoplastia son proporcionar un contorno abdominal más firme, que sea más proporcional a la masa y al peso del paciente.

Después de la Abdominoplastia (Postoperatorio)

Una vez finalizada la abdominoplastia, el cirujano colocará unas vendas para mantener la zona recién operada inmovilizada. Después de la operación, deberás permanecer en la clínica de dos a tres días para que tengas el reposo necesario y te puedan hacer los primeros cuidados de las cicatrices y heridas. Transcurrido este periodo, se reemplazarán los vendajes por una faja de compresión y podrás volver a casa.

Durante los primeros días, deberás visitar al médico para que cure y pueda supurar la herida. Al cabo de unas dos semanas, el médico empezará a retirar paulatinamente los puntos de sutura. Estos plazos son los habituales aunque podrían extenderse. Durante las semanas que siguen a la operación, la hinchazón y hematomas ocultarán los resultados finales de la abdominoplastia.

Es muy importante que no hagas esfuerzos físicos de ningún tipo durante las semanas que seguirán a la cirugía. Deberás de tener especial cuidado de no levantar peso para evitar que los puntos de las heridas se puedan desgarrar y que no se genere una hernia muscular que te pueda llevar de nuevo al quirófano.

Antes de la cirugía, asegúrate que te han explicado y que entiendes muy bien todos los pasos que deberás seguir durante el postoperatorio.

¿Cómo es la recuperación después de una abdominoplastia?

El tiempo de recuperación dependerá de la magnitud de la cirugía. Cuanto más importante sea la cirugía y más piel se haya quitado, mayor será el tiempo de recuperación y el tiempo que el cuerpo (y piel) tardarán en amoldarse a la nueva figura.

Otro dato importante para calcular el período de recuperación es el estado de salud previo del paciente. Aquellas personas que cuentan con un buen estado de salud, por lo general tendrán un período de recuperación más corto.

Lo más habitual es sentir molestias, dolor y tirantez en las zonas en las que se produjeron los cortes, los días que siguen a la cirugía. En algunos casos, también aparecerán hematomas e hinchazón en las piernas. Se recomienda que planifiques por lo menos dos semanas de inactividad laboral, con posibilidad de extender ese periodo un par de semanas más.

La recuperación podría ir acompañada de pequeños paseos, sin sobrecarga,  para aliviar las inflamaciones y evitar la formación de coágulos de sangre en las piernas. Este tipo de rutinas de ejercicios leves deberá estar previamente autorizada por tu médico.

Los resultados finales empezarán a verse poco a poco, a partir de la sexta semana de realizada operación.

Resultados Abdominoplastia

Los resultados que se consiguen con una abdominoplastia variarán dependiendo de cada caso. La abdominoplastia da como resultado un abdomen más plano y tonificado, una cintura más marcada y una figura más estilizada y atractiva.

Este tipo de cirugía estética conseguirá que el paciente se sienta más cómodo con su nuevo aspecto y más seguro de sí mismo. Se sentirá más feliz porque su imagen mejorará notablemente y más contento al poder ponerse prendas de ropa que no quería o no podía ponerse antes de la abdominoplastia.

Es importante destacar que la cirugía solo podrá mejorar la apariencia de la persona y no cambiarla por completo. Por ello se recomienda que, antes de la cirugía de abdomen, el paciente consulte con el cirujano las limitaciones que podría haber para llevar a cabo aquello que el paciente tiene en mente. Ese paso es fundamental para que el candidato tenga plena conciencia sobre los resultados que puede esperar y no tenga falsas expectativas.

Es importante señalar que el vientre no siempre quedará tan plano y tonificado como a uno le gustaría. También es posible que las estrías no se eliminen por completo, ya que las únicas que pueden eliminarse son aquellas que se quitan y eliminan con la piel sobrante.

Las posibles complicaciones o efectos secundarios de una abdominoplastia pueden reducirse al mínimo si la/el paciente tiene un dialogo previo fluido con el cirujano plástico y sigue al pie de la letra todas las indicaciones que le dará.

Si uno pone los cuidados necesarios, los resultados de una abdominoplastia pueden durar muchos años. Eso sí, no debería haber fluctuaciones de peso (subidas o reducciones bruscas de peso). Con el paso de los años, podría ocurrir que desapareciera la tensión muscular que se había inducido en la operación. Los resultados se verán potenciados si el paciente tiene una alimentación sana y realiza ejercicios físicos a partir de ese momento.

Fotos del antes y después

antes y despues abdomniplastia

abdoninplastia efectiva

¿Cuánto vale una abdominoplastia?

El precio de la abdominoplastia es uno de los factores que se debe de tener en cuenta antes de someterse a una cirugía de abdomen.

El precio dependerá de:

  • La experiencia del cirujano y su prestigio.
  • La clínica en la que se lo va a realizar.
  • La complejidad de la cirugía.
  • El tipo de anestesia.
  • Los medicamentos que se le van a aplicar.
  • Las vendas y fajas que se utilizarán en el postoperatorio.
  • Las pruebas médicas y de laboratorio que se necesitarán.

Una abdominoplastia en España puede costar entre 4000 y 8000 Euros. El alto precio de una abdominoplastia en España, unido a los precios más reducidos en otras partes del mundo, hacen que los candidatos a una cirugía de abdomen busquen otras alternativas.

El turismo estético es cada día más frecuente. Quienes desean someterse a una abdominoplastia y no desean pagar los precios de los cirujanos españoles, viajan hacia otros destinos para realizarse esta cirugía y además conocer otros lugares.

Por ejemplo, países como Bolivia ofrecen los billetes aéreos, el alojamiento en un hotel 5 estrellas, la cirugía completa (incluyendo anestesia y materiales postoperatorios) y varios paseos turísticos por 2250 euros, menos de la mitad de lo que pagaría en España solamente por la cirugía. En México el precio de la cirugía es de 4000 dólares, un precio similar a lo que cuesta realizarse esta operación en Argentina.

En un país como Estados Unidos, el precio de una abdominoplastia ronda los 8500 dólares. Aunque el precio es elevado, muchas personas deciden hacerse esta operación en Estados Unidos por el prestigio y experiencia de los cirujanos plásticos norteamericanos.

En España, clínicas y cirujanos plásticos ofrecen planes de financiación para el paciente, así que asegúrate de preguntar los detalles del pago en la primera consulta.

Riesgos y posibles complicaciones de la abdominoplastia

Al igual que cualquier otra cirugía, la abdominoplastia también tiene sus riesgos. Estos riesgos pueden reducirse si se busca a un cirujano que tenga la suficiente experiencia y se siguen al pie de la letra las recomendaciones que dará sobre los cuidados a seguir durante el postoperatorio.

Antes de la abdominoplastia, el cirujano deberá advertirle acerca de los riesgos, efectos secundarios y resultados posibles.  Los posibles riesgos son:

  • Mala cicatrización.  Cicatrices visibles y con relieve.
  • Sangrado excesivo de la herida.
  • Infección en la zona de la cicatriz.
  • Hematomas.
  • Pérdida de sensibilidad.
  • Inflamación prolongada y decoloración de la piel.
  • Necrosis grasa (la piel de la zona podría morir).
  • Separación de la herida principal.
  • Asimetría de la piel (producto de una mala sutura).
  • Dolor persistente.
  • Cualquiera de los riesgos de la anestesia general.
  • Persistencia de la hinchazón en las piernas.
  • Coágulos de sangre.
  • Daños en los nervios.

En aquellos  casos en los que se produzcan daños estéticos o que la abdominoplastia no tenga los resultados estéticos previstos, se deberá realizar una nueva intervención.