Saltar al contenido
Cirugía estética, plástica y reparadora

Implantes de ácido hialurónico: Pechos, gluteos, labios y ojeras

Uno de los mayores usos del ácido hialurónico es inyectarlo en implantes con fines estéticos en diversas zonas del cuerpo. A continuación vamos a explicar cuáles son las principales aplicaciones y sus características principales:

IMPLANTES DE ÁCIDO HIALURÓNICO EN PECHOS

Son una de las última aplicaciones que en las que se empleó el ácido hialurónico. Para su uso se requiere un ácido hialurónico de mayor densidad que el utilizado para otro tipo de infiltraciones. Los implantes que se realizan son de mucho menor tamaño que los que se pueden lograr con otros materiales como la silicona.

implante-acido-hialuronico-pechos

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, y los implantes de ácido hialurónico en pechos están desaconsejados en muchos paises por las autoridades sanitarias, además de haberse prohibido en otros tantos, como por ejemplo en España.

El motivo no es otro que el ácido hialurónico puede enmascarar ciertos tumores malignos mamarios, y por tanto podría evitar la detección de éstos. De ahí que, anteponiendo siempre la seguridad y la salud ante todo, su uso no deba realizarse.

IMPLANTES DE ÁCIDO HIALURÓNICO EN GLÚTEOS

Quizá una de las aplicaciones menos conocidas del ácido hialurónico, pero que presente unos resultados óptimos, sin lugar a dudas. Al no existir inconvenientes como en los implantes en pechos de tipo tumoral, en el caso de los glúteos no conllevan mayor problema.

implante-acido-hialuronico-gluteos

Los únicos peros de este tipo de implante frente al de otros más tradicionales son principalmente el coste, ya que el ácido hialurónico es más caro que otros materiales empleados para implantes. Además, como ya hemos comentado en diversas ocasiones el ácido hialurónico es una sustancia que el cuerpo metaboliza de manera natural y que por tanto al cabo de un año o año y medio es reabsorbida y desaparece completamente del organismo.

Esto hace que si se quiere tener un resultado definitivo no sea éste quizá el tratamiento más idóneo que adoptar. Aún así, como hemos dicho, los resultados son muy naturales y agradables.

IMPLANTES DE ÁCIDO HIALURÓNICO EN LABIOS

El tratamiento por excelencia de ácido hialurónico, y con el cuál se consiguen los mejores resultados. Al ser una zona tan pequeña en la que se requiere tanta precisión con tan poca sustancia, es la zona en la que sale más rentable infiltrar hialurónico, y además su consistencia y características hacen que los resultados sean perfectos, se le compare con la sustancia que se le compare.

implante-acido-hialuronico-labios

Su duración, si se infiltra adecuadamente, es superior a un año. Su naturalidad es perfecta, siempre que no se produzcan excesos e la operación. Además, al ser una sustancia natural que el organismo reconoce como propia no se produce ninguna clase de rechazo y la reabsorción es totalmente natural y paulatina.

IMPLANTES DE ÁCIDO HIALURÓNICO EN OJERAS

Otra aplicación muy poco conocida del ácido hialurónico, ya que es bastante novedosaes el relleno de ojeras. Esto se debe principalmente a que para cada tipo de implante se necesita un ácido hialurónico concreto. No se puede inyectar el ácido hialurónico especial para labios en ojeras, por poner un ejemplo.

implante-acido-hialuronico-ojeras

Los implantes de hialurónico en ojeras no cambian el color oscuro y característico de éstas, como erroneamente piensas algunos. Lo que hacen es que alisan la zona y se emplean para moldear la ojera de tal forma que su protusión sea menos pronunciada, y por tanto aparezca un aspecto más natural y menos envejecido de la zona.

Los resultados son bastante óptimos, en una de las zonas que más quebraderos de cabeza suelen acarrerar a expertos en medicina estética y a las mujeres en general.

Conclusión

Éstos son los principales ejemplos de implantes de ácido hialurónico que podemos encontrar hoy en día en el mercado. Por supuesto, las técnicas van avanzando y cada día descubrimos nuevas variantes de esta sustancia que nos permiten abarcar un mayor abanico de tratamientos. Recordemos que hablamos de una sustancia que históricamente no lleva aún demasiado tiempo en manos de los médicos y que por tanto evoluciona de manera constante.

Por último, os recordamos que a la hora de realizar cualquier clase de tratamiento o implante de ácido hialurónico contactéis con un profesional de la medicina, que será la única persona que realmente os puede asesorar de manera correcta sobre las diversas aplicaciones y la conveniencia de cada una en cada caso concreto.